La película “Eréndira Ikikunari” (la Indomable), de Juan Mora Catlett, ha sido presentada como inspirada en la memoria oral indígena. Sin embargo, todo indica que más bien se trata de una ficción literaria introducida por el historiador liberal Eduardo Ruiz, en su muy conocido libro Michoacán, Paisajes, Tradiciones y Leyendas. Esta narración muy propia del nacionalismo romántico del siglo XIX se hizo muy popular y acabó separándose de su origen culterano para convertirse en una especie de tradición popular. Así aparece, por ejemplo, en el mural de Juan O´Gorman, pintado en el antiguo templo de San Agustín, hoy biblioteca pública Gertrudis Bocanegra, de Pátzcuaro.

La película fue filmada en Michoacán, con diálogos en purepecha arcaico, siendo la mayor parte de los actores indígenas michoacanos. Para más datos, véase la página oficial de esta producción. El “trailer” o “corto” aparece también en youtube.

Un interesante estudio de Ana Cristina Barreto sobre la figura de Eréndira puede consultarse en linea